La posición neutral ayuda siempre al opresor, nunca a la víctima

La posición neutral ayuda siempre al opresor, nunca a la víctima

 

Virginia González Polo, fue la primera «Secretaria femenina de la Comisión Ejecutiva del PSOE en 1918 y miembro del Comité de huelga de 1917», una de nuestras pioneras, una de las tantas que nos abrieron el camino a las generaciones venideras, uno de tantos ejemplos, que nunca están de más recordar.

Me sirve de introducción para afrontar esta nueva etapa en mi vida como Secretaria de Igualdad y Violencia de Género que tengo el orgullo y la responsabilidad de ejercer gracias a los compañeros de mi agrupación de Torrejón de Ardoz, y es necesario recordar a estas mujeres que nos abrieron el camino a las generaciones futuras en este tortuoso y lento proceso de igualdad.

El camino es duro, tenemos ante nosotros el proyecto de un Pacto de Estado para la Violencia de Genero, que debe hacerse con todas las garantias y sin retroceso, ni marcha atrás.

El PSOE reclama un incremento de 20 millones de euros durante los próximos ejercicios destinados a los ayuntamientos, para el desarrollo de estas medidas acordadas en dicho pacto.

Estas medidas van con mucho retraso y «las modificaciones» se deberían haber hecho ya, porque el PP, sabe que cuenta con el apoyo socialista.

El 19 de Octubre, el PSOE presentó al gobierno una proposición no de Ley para instar al gobierno a que apruebe un Decreto Ley, en caso de prórroga de los presupuestos, un incremento de al menos 200 millones de euros en 2018 para cumplir los compromisos adquiridos.

Aunque es un pacto con mucho que hacer, modificar y mejorar, es necesario, se necesita una reforma constitucional y es penoso que Unidos Podemos se abstuvieran en la votación del pacto.

Esta reforma debe incluir «el principio activo,de igualdad entre hombres y mujeres, para que no dependa de quien gobierne en ese momento, una especie de blindaje.

Debe incluir la presencia paritaria de hombres y mujeres en los órganos del Estado y la protección a las víctimas de la Violencia de Género.

Toda ayuda es poca, y debemos implicarnos todos, tenemos ese deber y esa obligación para con nosotros mismos, para llegar a tener una sociedad libre de agresiones sexuales, violencia machista y actitudes patriarcales.

Ahora, y aún más que antes, me pongo al servicio de mi agrupación de Torrejón de Ardoz y de todos y todas las vecinas de mi municipio, para intentar avanzar en esta lucha y exigir el cumplimiento de tiempos y los medios para dar salida a este pacto y su aplicación, porque 5 de cada 10 homicidios en Madrid, son por Violencia de Género. Y otro dato para reflexionar: de las últimas victimas, a ninguna de estas mujeres la policía le valoró un riesgo alto o extremo de poder morir asesinada a manos de sus parejas.

Pero esto no puede salir adelante sin intención de afrontarlo, y mientras los centros para las víctimas de violencia machista en Madrid sigan recortando presupuesto a pesar del aumento recibido en la Comunidad por la Unión Europea y reduciendo gastos por parte del Partido Popular y más concretamente de Cristina Cifuentes al mando desde 2015, con poco o nada de compromiso en la lucha contra la violencia de género.

La precariedad en la Red de Atención a mujeres victimas de violencia de género es alarmante, su único interés es el económico y los proyectos les dan absolutamente igual. No hay personal para cubrir servicios por reducción de plantilla, hay una psicóloga para todas esas mujeres con 20 horas a la semana, y ahora le han puesto 6, con lo cual es imposible la atención rigurosa y personalizada de estas mujeres, y están jugando con su salud y estabilidad emocional. Me parece gravísimo.

Y si hay más presupuesto y no se utiliza, ¿donde va a parar ese dinero? ¿donde se invierte?.

El comité de estos centros temen que en poco tiempo vayan a tener que racionar la comida ante la falta de recursos.

Estos recortes presupuestarios y de personal hacen imposible el debido funcionamiento, por lo que hay que exigir al gobierno del PP, y concretamente a Cifuentes su responsabilidad y dejar de mirar para otro lado, que es lo único que hace.

Mientras escribo esto, dan la noticia del encuentro del cadáver de Diana Quer, la joven que desapareció hace algo más de un año, víctima de un hombre con antecedentes por agresión sexual, violencia machista una vez más, también escucho alucinada las palabras del abogado defensor de los tres futbolistas, acusados de una agresión sexual a una menor: «la conocían ya, se trataba de una amiga, por lo cual hablamos de tocamientos y cosas asi, casi nada…», vamos a ver, cualquier tocamiento hecho sin permiso es un abuso. esa desafortunada frase del abogado, carente de toda sensibilidad y tacto es letal. como madre, me asquea y me dice mucho de la persona que lo dice en cuestión. Estas expresiones machistas, independientemente del resultado de dicho caso,esta manera de hablar, me parece totalmente fuera de lugar en cualquier caso…

Esto es algo que debemos cambiar, la ley no contempla estos asesinatos como el de Diana, de violencia de género, sólo a parejas o ex parejas, pero, sí debería contemplarse, porque los motivos de tal asesinato, fue por ser mujer.

Despedimos un 2017 que terminó con 54 mujeres asesinadas, 8 niños víctimas también y más de 20 huérfanos de madre. y esperemos que en este 2018, al menos pongamos sobre la mesa las deficiencias de nuestro sistema en este aspecto, y exigir esa utilizacion de recursos y presupuesto.

CATEGORÍAS
Comparte