Desarticulada red que explotaba sexualmente a mujeres mediante el método del “lover-boy»

Desarticulada red que explotaba sexualmente a mujeres mediante el método del “lover-boy»

Dentro del Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual:

  • Desarticulada una organización que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en Madrid mediante el método del “lover-boy”
  • Liberada una joven obligada a prostituirse en la calle Montera de la capital durante jornadas de 12 horas diarias en las que, sin descanso ni para comer, debía realizar un mínimo de 15 «servicios»

Los detenidos, dos hombres y una mujer, utilizaban el método conocido como “lover-boy” para engañar a las jóvenes y conseguir que viajaran hasta España para vivir con el hombre del que se habían enamorado

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización compuesta por dos hombres y una mujer de origen rumano dedicados a la explotación sexual de mujeres. Los detenidos engañaban a jóvenes compatriotas para que viniesen a España bajo la promesa de un futuro mejor y, una vez aquí, las prostituían en las calles de Madrid. En el marco de esta operación ha sido liberada una mujer que estaba siendo explotada sexualmente por los miembros de este grupo.

La investigación comenzó hace más de un año cuando los agentes detectaron a una joven rumana explotada sexualmente en la calle Montera de Madrid y sospecharon que podría estar siendo víctima de trata. Posteriores gestiones permitieron a los investigadores llegar los responsables de la organización, dos hermanos varones y una mujer, que se encargaban de controlar a las víctimas y obligarlas a ejercer la prostitución. Además, los agentes comprobaron que la mujer realizaba las funciones de tesorera y se encargaba de administrar los beneficios obtenidos de la explotación de las víctimas y enviar a su país de origen una parte de los mismos.

Método del “lover-boy”

Los policías han constatado que la organización captó a la mujer en Rumanía aprovechándose de su situación de vulnerabilidad. Para convencer a la víctima de que viajara a España utilizaron el método conocido como «lover-boy», por lo que ella consideraba que venía a España para tener un futuro mejor junto al hombre del que se había enamorado. Una vez en nuestro país, la joven fue alojada en el domicilio de los traficantes que, aprovechándose de que era madre de una niña de tres años a la que no tenía otro medio para mantener, la obligaron a prostituirse en la zona de la calle Montera de Madrid.

La mujer estaba en condiciones de esclavitud, durante todos los días de la semana, en jornadas de más de doce horas, sin posibilidad de descansar ni para comer. La víctima estaba en todo momento bajo el control de los tratantes que se encontraban en la zona y se encargaban de seleccionar a los puteros.

Tras su detención, los agentes han podido constatar que los tres arrestados mantenían un elevado nivel de vida a pesar de no haber tenido nunca un trabajo legal en España.

«Con la trata no hay trato: denúncialo»

CATEGORÍAS
Comparte