Consejo Provincial de Igualdad de la Diputación de Cadiz determina las próximas actuaciones

Isabel Moya, en primer plano, junto a Isabel Armario, en la reunión FOTO: Nacho Frade

Empoderamiento femenino, participación ciudadana, transparencia y unidad  de acción, son algunas de las claves que articulan el funcionamiento del muevo Consejo Provincial de Igualdad, que tras su constitución el pasado mes de marzo ha desarrollado su primera sesión ordinaria. La reunión ha contado con la presencia de unas 25 asociaciones de mujeres, o que en sus estatutos cuentan con secciones dedicadas a  la lucha por al no discriminación por razón de sexo, y ha sido presidida en el Salón Regio, por las diputadas Isabel Armario e Isabel Moya, responsables de las políticas de igualdad de Diputación.

La planificación en común de las actividades futuras hasta fin de año ha sido uno de los principales aspectos de trabajo de esta reunión.

La celebración del 15 de octubre, Día de la Mujer Rural, uno de los campos de  trabajo prioritario que determinó la presidenta de Diputación Irene García en la sesión constitutiva de este órgano; o el 25 de noviembre, Día contra la violencia hacia las mujeres, han formado parte del debate.

El orden de día de esta sesión ordinaria ha consistido en la presentación del informe sobre actuaciones realizadas y la previsión del último trimestre, el diagnóstico sobre la situación real de las asociaciones de mujeres de la provincia, y las propuestas de trabajo de las asociaciones para el Consejo Provincial de Igualdad, como principales puntos.

Para Isabel Armario el objetivo de este Consejo provincial es “que fuera el propio tejido asociativo de las mujeres el que hiciera el seguimientos de nuestras políticas y pueda participar en al confección del calendario de actuaciones”; además, ha explicado que el diagnóstico de la situación en que se encuentran las mujeres de la provincia es una herramienta para poder desarrollar nuevas políticas y ha destacado la importancia de trabajar con las mujeres no sólo en fechas señaladas como las citadas, sino todo el año.

La diputada Isabel Moya ha explicado que durante la reunión se han planteado las actividades y previsiones y que con este consejo se le da un espacio a las asociaciones para que ofrezcan “sus propuesta ideas o necesidades”.

El Consejo Provincial de Igualdad se articula como un órgano para que las mujeres puedan presentar iniciativas, quejas o sugerencias y aplicar una perspectiva de género en todas las áreas de la Diputación. Cuenta con representación de todas las comarcas y trabaja además en coordinación con el Instituto Andaluz de la Mujer según los ejes que marca el Plan Estratégico de Igualdad que tiene en vigor la Diputación.

Los estatutos del Consejo de la Mujer reflejan la siguientes funciones: servir de cauce de las asociaciones de mujeres de la provincia; el impulso y la promoción de la participación de las mujeres en la vida política, económica, cultural y social de la provincia; difundir el valor de la igualdad entre mujeres y hombres; fortalecer el movimiento asociativo femenino y la coordinación entre las asociaciones de mujeres; elaborar informes para la mejora de la situación de las mujeres de la provincia y de la sensibilización social; cooperar con otros órganos análogos de ámbito nacional, autonómico o local; o velar por el incremento de la participación de las mujeres en los órganos de gobierno y en los procesos de toma de decisión, tanto en el ámbito público como privado.

Este Consejo respaldará las iniciativas empresariales constituidas por mujeres así como los proyectos promovidos por asociaciones.

CATEGORÍAS
Comparte