PSOE denuncia un repunte de casos de infección por VIH y Hepatitis A en la Comunidad de Madrid

 

El Grupo Parlamentario Socialista ha denunciado esta tarde en la Comisión de Sanidad en la Asamblea de Madrid que en la región “se ha producido un repunte de casos de enfermedades de transmisión sexual y que el Gobierno no está invirtiendo en prevención”. Asimismo, según señaló el portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, José Manuel Freire, “las asociaciones se quejan de que las subvenciones no llegan”. Freire preguntó en la Comisión por la valoración que hace el Gobierno de la evolución de la incidencia de casos de infección por VIH, “una evolución que muestra una tendencia creciente. Según últimos datos del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid, referentes a 2014, en ese año hubo una media de 4,2 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 3,6 de 2013, produciéndose el primer repunte desde 2010.

Madrid, con 18.866 casos de SIDA registrados acumulados desde 1981, es la Comunidad con un mayor número de casos, a pesar de que no es la Comunidad con mayor población. También se han incrementado los casos de Hepatitis A, atribuible a prácticas sexuales de riesgo. Según el Centro Nacional de Epidemiologia, en España existen actualmente de 1.584, frente a los 226 de 2016. En definitiva, apunta el portavoz de Sanidad, “estamos ante un incremento de las enfermedades de transmisión sexual en la Comunidad de Madrid y no parece que esto preocupe mucho al Gobierno de Cifuentes”.

El Grupo Socialista insta al Gobierno a poner en marcha, dentro de la Dirección General de Salud Pública, una unidad operativa para asumir el liderazgo necesario para acometer una organización efectiva que dé respuesta a los problemas de la región con el aumento de las enfermedades de transmisión sexual. Además, según el diputado socialista, “es necesario establecer un plan con objetivos cuantificables en el tiempo, como por ejemplo: en los próximos cuatro años reducir en un 25% el número de nuevas infecciones. Reducir de un 30% a un 20% el porcentaje de personas que no saben si están infectadas. Reducir del 50% al 35% el porcentaje de personas infectadas que acuden tarde al sistema sanitario. Y conseguir que un 65% de los infectados vaya al sistema sanitario dentro de los 3 meses siguientes a la realización de la prueba”.

 

CATEGORÍAS
Comparte