El 78,2% de las directivas españolas cree que sigue habiendo discriminación salarial

 

Son muchas las iniciativas empresariales y administrativas puestas en marcha en favor de la igualdad laboral entre hombres y mujeres desde que se promulgase la conocida como Ley de Igualdad en España, una década atrás. En este contexto, y para conocer el grado de implantación que han podido tener dichas medidas y si esa igualdad está siendo una realidad, Adecco ha presentado los resultados de la VII Encuesta Adecco a Mujeres Directoivas.

La principal conclusión es que hay 8 de cada 10 directivas españolas que cree que aún existe discriminación salarial para las mujeres en el ámbito empresarial. Es más, lejos de ser una percepción que haya disminuido con el paso de los años, lo que ha ocurrido es justo lo contrario. Ahora hay más ejecutivas que manifiestan esta idea que hace dos años, cuando así lo declaraba el 65% de los encuestadas (+13 puntos porcentuales).

Pero no es el único tipo de discriminación laboral que las consultadas han señalado sufrir. También hablan de discriminación en los procesos de selección o en promociones internas. Además, 1 de cada 3 reconoce haber tenido problemas con algún empleado por el hecho de ser mujer. En materia de conciliación laboral y familiar, los resultados no arrojan mejores datos: 9 de cada 10 ejecutivas creen que no existen suficientes medidas en las empresas para favorecer o facilitar esta conciliación y 9 de cada 10 manifiestan que solicitar una jornada reducida puede acarrearle problemas para promocionar o permanecer en la empresa.

Discriminación salarial

Así, un 48,1% de las directivas encuestadas reconoce haber sufrido algún tipo de discriminación a lo largo de su carrera por el hecho de ser mujer, un porcentaje ligeramente mayor al registrado en la anterior encuesta, cuando así lo firmaba un 46,5% de las consultadas. Dentro de este colectivo, 4 de cada 10 afirman que la discriminación sufrida fue en materia salarial frente al 24% que habla de problemas para promocionar en la empresa y el 5,4% que denuncia irregularidades en los procesos de selección para otras compañías diferentes a las que trabajan en la actualidad. Además, un 4,9% confiesa haber sido despedido al quedarse embarazada y un 3,5% habla de comentarios machistas por parte de compañeros.

Un 29,1% denuncia que esta discriminación es encubierta y que en muchas ocasiones las mujeres son víctimas de malas prácticas para recibir menores salarios que sus homólogos masculinos. Sólo el 21,8% de las encuestadas por Adecco afirma que ya no se da discriminación salarial entre géneros, cuando de la misma categoría profesional se trata; creencia que ha bajado 13,1 puntos porcentuales con respecto a la anterior encuesta. Por lo tanto, un 49,1% de ellas sí piensa que la discriminación salarial es visible en el ámbito empresarial.

Igualdad en la empresa española

Para el 61,8% de las directivas españolas existe mayor igualdad entre hombres y mujeres en el resto de países europeos que nos rodean que en España. Un 32,7% opina que la situación es similar y que la igualdad en las compañías sigue siendo un reto global, y sólo un 5,5% manifiesta que la situación es peor en los otros países frente a España.

Según las directivas consultadas, la principal dificultad a la hora de aplicar medidas de igualdad en las empresas reside en que los consejos de dirección de las empresas (casi siempre integrados por una mayoría masculina) desconocen el impacto positivo que estas tienen en la rentabilidad de la empresa (41,8% frente al 60,5% que lo creía en 2015). Acompaña a esta idea el hecho de que se cree que son medidas difíciles de implantar (30,9% vs. 25,6% en la anterior consulta) así como la sensación de intervencionismo en los órganos decisores de la empresa (16,4% frente al 7%). En menor medida aparecen otras posibilidades como el miedo a lo desconocido o una combinación de todas estas ideas.

Una de las medidas que más debate ha generado desde su proposición es la de implantar cuotas femeninas en los consejos de administración de las compañías -en 2017 sólo el 20,3% de los consejeros de las empresas del IBEX 35 es mujer-. Sin embargo, es una solución que no termina de calar entre las mujeres pues sólo la mitad de las consultadas por Adecco (53,6%) cree que esto vaya a ayudar a normalizar la situación de las mujeres.

El 32,1% de las ejecutivas españolas piensa, por el contrario, que esta medida no sólo no ayudaría a alcanzar la igualdad en las empresas, sino que además perjudicaría a las mujeres preparadas para la dirección, ya que podría cuestionarse su posición alcanzada por cuota y no por su valía profesional.

Las soluciones para potenciar la igualdad en el ámbito empresarial que las propias directivas proponen pasan por establecer como forma de reportar el trabajo por objetivos -mayor énfasis en los resultados y no en la dedicación horaria, recursos, etc – así manifestado por 1 de cada 3 mujeres; transparencia en la selección de puestos directivos -mismas oportunidades, misma retribución, mismas exigencias- (19,6%) y la combinación de la flexibilidad horaria con el teletrabajo (5,4%). Un 10,7% de ellas cree que todas estas medidas son necesarias para alcanzar la igualdad en la empresa y el resto apuesta por combinar algunas de las opciones de manera puntual.

Preguntadas también por la propuesta del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de basar los procesos de selección en aras de la igualdad en el uso del llamado CV Ciego, un 58,2% de las encuestadas considera que sería un paso importante pero no suficiente para lograr la igualdad; un 30,9% no cree que vaya a ser de ayuda para acabar con la desigualdad y un 5,5% si lo ve como una buena solución. El restante porcentaje de mujeres (5,5%) piensa que no existe tal discriminación a la hora de contratar personal.

Conciliación laboral-familiar

Para el 61,8% de las directivas consultadas, España se encuentra a la cola de los países europeos en materia de conciliación laboral y familiar. Es más, un 59% de ellas piensa que tiene, con frecuencia, problemas para conciliar su trabajo con su familia (porcentaje que crece 17 puntos por porcentuales con respecto al anterior encuesta). Un 37,5% reconoce que, aunque no es lo habitual, sí ha tenido problemas a veces para encontrar ese equilibrio y apenas un 3,6% de ellas dice que no haber tenido nunca problemas para conciliar.

Un 41,7% de las que son madres reconoce que la maternidad ha perjudicado a su carrera laboral.

Teniendo en cuenta que 3 de cada 4 consultadas por Adecco son madres (de ellas, el 56% tiene dos hijos o más), la gran mayoría reconoce que son las mujeres y no los hombres quienes más utilizan las medidas en favor de la conciliación, 81,8%, mientras que solo el 18,2% opina que son disfrutadas por los dos sexos de igual manera. Paralelamente, un 41,7% de las que son madres reconoce que la maternidad ha perjudicado a su carrera laboral.

9 de cada 10 mujeres opinan que las empresas no aplican suficientes medidas para facilitar la conciliación de los y las empleadas. Además, 8 de cada 10 piensan que solicitar la reducción de la jornada laboral para el cuidado de hijos, hijas o familiares repercute negativamente en la promoción profesional de las mujeres y en su permanencia en la empresa. En la misma línea, 3 de cada 4 reconoce que es una práctica habitual entre las mujeres rechazar una promoción profesional en beneplácito de la vida familiar (techo que no existe con tanta presencia entre los hombres).

 

CATEGORÍAS
Comparte