Más de 14.000 mujeres se quedan sin asistencia en salud reproductiva con las leyes de Trump

Más de 14.000 mujeres se quedan sin asistencia en salud reproductiva con las leyes de Trump

 

  • Las nuevas leyes de Trump dejan sin financiación a varios centros de Planned Parenthood en Iowa, que se ven abocados al cierre.
  • El cierre de cuatro centros supone dejar sin asistencia en salud reproductiva a másm de 14.600 mujeres.

La aprobación de una nueva ley en Iowa, firmada por el gobernador Branstad, ha supuesto que la organización en salud reproductiva Planned Parenthood of the Heartland, se vea obligada a cerrar cuatro centros de salud, dejando a más de 14.600 mujeres sin estos servicios, en Quad Cities, Burlington, Keokuk y Sioux City.

La ley de Iowa es similar a la legislación federal que aprobó la Cámara a principios de este mes de mayo y ahora está siendo examinada por el Senado. Incluida en la Ley Americana de Cuidado de la Salud, impedirá a los pacientes de Medicaid (más de la mitad acuden a Planned Parenthood cada año) tener acceso a servicios de detección de cáncer, controles rutinarios, chequeos anuales, pruebas y tratamientos de ETS, así como acceso a anticonceptivos y aborto.

Impedirá los pacientes de Medicaid (más de la mitad acuden a Planned Parenthood cada año) tener acceso a servicios de detección de cáncer, controles rutinarios, chequeos anuales, pruebas y tratamientos de ETS, así como acceso a anticonceptivos y aborto.

Suzanna de Baca, Presidenta y CEO de Planned Parenthood, ha declarado que la ley «traerá consecuencias devastadoras». «Estamos ante un caso peculiar, con los políticos de Iowa decidiendo qué es lo mejor para las mujeres, sin preguntarles a las que acuden a estos servicios». Ha asegurado también que harán «todo lo posible por seguir atendiendo al mayor número posible de pacientes» aunque la realidad es que, a pesar de los esfuerzos de la organización, muchas mujeres perderán el acceso a programadas de salud con esta nueva legislación.

El doctor Raegan McDonald-Mosley, Director Médico de la Federación de Planificación de la Familia de América, ha señalado que «Hemos visto lo que sucede en estados como Texas, y ahora en Iowa, cuando los políticos atacan el acceso a la atención en Planned Parenthood. Es devastador, y a veces mortal, para las mujeres que se quedan sin ninguna posibilidad de atención y cuidados en salud».

Sin Planned Parenthood, muchos pacientes no tendrán ningún otro lugar donde acudir para recibir atención. En 2015, los centros de salud de Planned Parenthood en Iowa proporcionaron información y medidas anticonceptivas a casi la mitad de todas las pacientes que acceden a centros de salud. En tres de los cuatro condados donde cerrarán los centros de salud, Planned Parenthood atendió al 80% o más de las mujeres a la anticoncepción en un centro de salud financiado con fondos públicos (Burlington, 96%, Keokuk, 92% y Sioux City, 80%). Cuando el centro de salud Keokuk Planned Parenthood en el condado rural de Lee cierre, los y las pacientes se verán obligados a conducir casi una hora al siguiente proveedor de planificación familiar de seguridad. Cada uno de esos tres centros de salud (Burlington, Keokuk y Sioux City) también están ubicados en condados que se encuentran entre los 10 primeros en clamidia en comparación con otros condados de Iowa.

En 2011, el estado de Texas hizo lo mismo y dejó sin fondos a Planned Parenthood. Dos años más tarde, y como resultado, cerca de 30.000 mujeres dejaron de recibir controles de natalidad, exámenes de cáncer y otros cuidados. También hubo un aumento de 27% en los nacimientos entre las mujeres que perdieron el acceso a la anticoncepción.

En 2011, el estado de Texas hizo lo mismo y dejó sin fondos a Planned Parenthood. Dos años más tarde, y como resultado, cerca de 30.000 mujeres dejaron de recibir controles de natalidad, exámenes de cáncer y otros cuidados. También hubo un aumento de 27% en los nacimientos entre las mujeres que perdieron el acceso a la anticoncepción. La tasa de mortalidad materna en Texas se ha duplicado desde 2010, coincidiendo con los rigurosos recortes de fondos para el cuidado de la salud de las mujeres. Aún más alarmante, estas tasas son desproporcionadamente altas entre las mujeres negras.

Además de ser devastador, esto no es lo que la ciudadanía de Iowa quiere. El 77% de las personas encuestadas por el Registro de Des Moines (incluyendo el 62% de los republicanos de Iowa) apoyan el mantenimiento del acceso de pacientes a la atención de Planned Parenthood. En el resto de EEUU, el 75% de personas apoya a Planned Parenthood y se opone a los esfuerzos para dejar sin fondos y cortar la atención en sus centros de salud.

 

CATEGORÍAS
Comparte