Francia arresta al menos a dos hombres al día por comprar sexo bajo la nueva ley abolicionista

Francia arresta al menos a dos hombres al día por comprar sexo bajo la nueva ley abolicionista

 

Texto original: http://news.trust.org/item/20170413133816-ylnve/
Traducción: Liliana M Forero Montoya

«Quienes pagan por sexo son ahora reconocidos como personas que, aprovechando su poder económico, explotan sexualmente a mujeres en situación de vulnerabilidad”

​Por Lin Taylor

Al menos dos personas al día son arrestadas en Francia bajo la nueva ley que criminaliza y castiga a quienes pagan por sexo, en lugar de castigar a las personas explotadas en la prostitución.

Desde que la ley francesa para reducir la explotación sexual fue aprobada hace un año, 937 personas han sido arrestadas por pagar por sexo, de acuerdo con la Coalición por la Abolición de la Prostitución (CAP Internacional), la cual está conformada por 18 organizaciones para la atención a víctimas de explotación sexual en el mundo.

«Quienes pagan por sexo son ahora reconocidos como personas que, aprovechando su poder económico, explotan sexualmente a mujeres en situación de vulnerabilidad”, afirma Gregoire Thery, director ejecutivo de CAP en una entrevista telefónica con la Fundación Thomson Reuters.

«El objetivo de la ley es reducir la escala de la prostitución, el proxenetismo y la trata de personas en Francia, eliminar la represión de las víctimas y la impunidad de los explotadores». Thery afirma que existen entre 30.000 y 40.000 personas explotadas en la prostitución en Francia – cerca del 90 % de ellas son víctimas de trata de personas, principalmente desde Bulgaria, Rumania, China y Nigeria.

Nº de prostituidas arrestadas antes y después de la implantación de la ley versus nº de «compradores de sexo» arrestados desde la implantación de la ley

Bajo esta ley, aquellos que pagan por sexo enfrentan multas por encima de 1.500 euros ($1,596) para la primera ofensa, y sobre 3.750 euros ($3,990) por la reincidencia. Thery afirma que se ha logrado intercambiar la carga criminal de la víctima al “cliente-explotador”, lo cual hace a Francia menos atractiva para los proxenetas y traficantes. Añade que la represión puede empujar la problemática hacia los países vecinos o incrementar su oferta en Internet, lo cual será más difícil de monitorear por las autoridades.

Francia sigue los pasos del Norte de Irlanda, Canadá, Suecia, Noruega e Islandia, en la introducción de leyes que castiguen al “cliente” sin criminalizar a las personas explotadas en la prostitución.

Muchas personas explotadas en la prostitución no tienen derecho a trabajar en Francia, la ley establece un camino para que quienes quieren dejar la prostitución reciban apoyo financiero, acceso a capacitación y oportunidades laborales, vivienda social y permisos de residencia para las víctimas extranjeras de trata de personas.

 

(Reporting by Lin Taylor @linnytayls, Editing by Katie Nguyen. Please credit the Thomson Reuters Foundation, the charitable arm of Thomson Reuters that covers humanitarian issues, conflicts, global land and property rights, modern slavery and human trafficking, women’s rights, climate change and resilience. Visit http://news.trust.org to see more stories)

CATEGORÍAS
Comparte