Gregg Popovich, entrenador de los San Antonio Spurs: “La marcha de las Mujeres en Washington ha sido genial”

Gregg Popovich, entrenador de los San Antonio Spurs: “La marcha de las Mujeres en Washington ha sido genial”

 

Gregg Popovich, entrenador de los San Antonio Spurs de la NBA y nuevo seleccionador del equipo nacional de baloncesto estadounidense, reacciona a la manifestación que tuvo lugar el 21 de enero para reclamar los derechos de las mujeres tras la toma de posesión de Donald Trump.

«La Marcha de las Mujeres en Washington de hoy ha sido genial. El mensaje es importante. Alguien ha dicho en televisión: ‘¿cuál es su mensaje?’ Pues bien, su mensaje es obvio. Nuestro presidente llega con el peor porcentaje de aprobación de la historia para alguien que llega al gobierno. Y hay una mayoría, ya que Hillary [Clinton] ganó el voto popular, que no está de acuerdo con él. Y yo solo pienso que ojalá fuera o tuviera la capacidad de ser lo suficientemente maduro como para intentar incluir a todo el mundo y no solo fuera diciendo por ahí ‘voy a incluir a todo el mundo’. Podría dirigirse a los grupos a los que faltó al respeto durante las primarias para intentar que alguien le crea. Pero por ahora seguimos sin poder creer una sola palabra de lo que sale de su boca. De verdad, no se puede», declaró el sábado pasado ante un grupo de periodistas Gregg Popovich, entrenador de los San Antonio Spurs de la NBA [equipo donde juega Pau Gasol] y nuevo seleccionador del equipo nacional de baloncesto de Estados Unidos, reaccionando al éxito de la Women´s March on Washginton que tuvo lugar el 21 de enero en la capital del país.

«Es muy difícil respetar a alguien cuando todos tenemos niños y le estamos viendo ser misógino, xenófobo y racista…»

«Es una y otra vez lo mismo (los comentarios sobre el 11/9, el certificado de nacimiento de Obama…). Hoy en la CIA, en vez de honrar a las 117 personas que tenía detrás, habló de la cantidad de gente que había [en el evento]. Es preocupante, es preocupante… Yo simplemente me sentiría mejor si la persona que está en esa posición mostrara la madurez y el nivel psicológico y emocional que se le supone a alguien de su edad. Es peligroso y no nos hace ningún bien. Espero que haga un gran trabajo, pero hay una diferencia entre respetar la oficina del presidente y respetar a quien la ocupa. Y ese respeto hay que ganárselo. Es muy difícil respetar a alguien cuando todos tenemos niños y le estamos viendo ser misógino, xenófobo y racista, además de reírse de la gente con minusvalías. Y lo que de verdad me molesta es la gente que tiene a su alrededor. Gente que sabe de verdad quién es y tienen la poca vergüenza de defenderle e intentar que parezca que no dijo lo que dijo».

«El otro día dijo Kellyane Conway [la jefa de campaña de Trump] en realidad no se estaba riendo de las personas con minusvalías. Va más allá. Es increíble. Te hace pensar hasta dónde puede llegar una persona para intentar cubrir a otra. Todas las cosas que dijo durante aquel tiempo, si las dijeran nuestros hijos estarían seis meses castigados. Eso dice mucho de todos nosotros y es peligroso, o por lo menos es lo que me asusta muchísimo a día de hoy. Me provoca desasosiego». Continuó Popovich, en referencia a la justificación que la jefa de campaña de Trump hizo para defender al entonces candidato a la presidencia.

«Pero me he sentido muy bien hoy viendo la Marcha [de las Mujeres en Washington] y lo que se ha hecho. Porque el mensaje que transmite es, ‘hey, sí que vives en un país que a un montón de gente le importa’. Y tenemos que estar todos alerta para asegurarnos de que, aunque esperamos que haga grandes cosas por el país, no nos avergüence y nos quite libertades en las que tanto se ha trabajado durante tanto tiempo en diferentes áreas».

«Eso es lo que hace el matón de la clase, y le hemos elegido Presidente de Estados Unidos»

Ganador de cinco anillos de la NBA con los Spurs y considerado por muchos el mejor entrenador de la historia, Popovich ya alzó la voz tras el resultado de las elecciones en noviembre del año pasado: “Soy un tipo blanco y rico, y se me revuelve el estómago sólo de pensar en ello”, declaró. “Lo que se pierde en el proceso son los afroamericanos, hispanos, mujeres y homosexuales, eso por no mencionar la capacidad mental de un niño de segundo de primaria que exhibió al insultar a un discapacitado. Eso es lo que hace el matón de la clase, y le hemos elegido Presidente de Estados Unidos”.

Popovich es un pionero en fomentar la igualdad de género en la NBA. En 2014 contrató a Becky Hammon, exjugadora de la WNBA y estrella de los San Antonio Stars, como parte de su equipo, convirtiéndose en la primera mujer entrenadora asistente de la NBA. Hammon entrenó al equipo en la liga de verano de 2015, llevando a los Spurs al título. “Ni si quiera me fijo en eso, en que sea la primera mujer en esto o lo otro. Es una entrenadora, y es muy buena en ello. Creo que algunas personas pensaron que era un truco para darnos publicidad. Me alegra que esté con nosotros. Respeto su opinión y disfruto del intercambio de opiniones con ella. Hizo un gran trabajo con los chicos en la liga de verano haciéndolos jugar como queríamos.”, declaró entonces Popovich. “No le importó que fuera una mujer”, recalcó Hammon tras su nombramiento, “lo único que le importaba es si iba a ser de ayuda para el equipo y si iba a hacer un buen trabajo. Considero que el liderazgo no entiende de género”.

Popovich continuó mostrando su irritación el sábado pasado tras la toma de posesión de Trump: «Había una mujer joven [de la manifestación en televisión] hoy que decía ‘simplemente me hubiera gustado que [Donald Trump] hubiera subido ahí arriba y hubiera dicho algo como ‘sé que he dicho ciertas cosas…’, o ‘de verdad me gustaría contar con la gente que no está de mi lado…’, o ‘sé que algunos de vosotros estáis asustados…’, pero él no puede hacer eso porque los matones no hacen eso. Así es.»

 

CATEGORÍAS
Comparte