Desmantelada en Bilbao una red que obligaba a mujeres a prostituirse

Desmantelada en Bilbao una red que obligaba a mujeres a prostituirse

 

La Ertzaintza ha desmantelado una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, en el transcurso de una operación llevada a cabo durante el último año, en la que también ha participado la Policía Nacional. La operación, que se ha saldado con la detención de los dos cabecillas de la red y la liberación de tres mujeres víctimas ha incluido registros de locales tanto en Euskadi como en Alemania.

La investigación se inició en agosto del pasado año, cuando el Área de Delitos Contra las Personas de la Sección Central de Investigación Criminal y Policía Judicial de la Ertzaintza tuvo conocimiento de que una mujer de nacionalidad nigeriana era obligada a ejercer la prostitución en contra su voluntad.

La víctima había sido captada en Nigeria mediante engaño, junto a otra mujer, para trabajar en el sector de la limpieza y hostelería en España, teniendo que realizar un viaje clandestino de más de tres meses hasta llegar a Bilbao a través de Nigeria, Níger, Libia, Italia y Francia. Para sufragar el viaje ambas contrajeron una deuda de 30.000 euros con la banda, siendo amenazadas de muerte tanto ellas como sus familias en Nigeria en caso de impago.

Según describieron, durante su viaje fueron testigos de cómo otro centenar de mujeres realizaban el mismo recorrido controladas por otras organizaciones delictivas, atravesando zonas dominadas por el grupo terrorista Boko Haram y sufriendo penalidades en el desierto. Varias de las mujeres fueron vendidas como esclavas durante el trayecto.

Desde su llegada a Bilbao y para saldar la deuda contraída ambas fueron obligadas a prostituirse a diario, quedándose la organización con la totalidad del dinero obtenido y viéndose ellas en la obligación de pedir limosna en la calle. Además, eran frecuentes las palizas y amenazas, e incluso las agresiones sexuales.

Investigación coordinada

En el transcurso de las investigaciones, la Ertzaintza tuvo conocimiento de que la Comisaría General de Extranjería y Fronteras del Cuerpo Nacional de Policía estaba investigando una trama criminal que explotaba también a mujeres nigerianas en Bilbao, por lo que responsables de ambos cuerpos policiales acordaron aunar ambas investigaciones.

Las diligencias se han extendido a otros países de la Unión Europea, dado que uno de los integrantes de la organización había huido a Alemania, junto con una de las víctimas, al percatarse de las indagaciones policiales.

Las actuaciones policiales, inicialmente coordinadas por el Juzgado de Instrucción nº 5 de Bilbao, pasaron después al Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, dado el carácter internacional de la organización investigada.

La operación ha concluido con la detención de dos varones, uno de nacionalidad nigeriana en la localidad alemana de Jestetten Scholssbergstr y otro de origen camerunés en Bilbao. Se ha logrado, asimismo, liberar a tres mujeres víctimas y no se descartan nuevas detenciones ni la localización de otras posibles mujeres afectadas. El operativo policial ha incluido registros en locales tanto en Alemania como en la capital bilbaína.

Desde 2010, la Ertzaintza ha liberado a una treintena de mujeres víctimas de redes de trata de seres humanos para la explotación sexual en Euskadi.

Ritual de captación

El proceso de captación de víctimas de origen nigeriano se realiza mediante ceremonias espirituales de “juju” o “vudú”, en las que se establece un pacto mediante el cual el traficante se compromete a organizar el viaje y financiar los gastos derivados del mismo, mientras que por su parte las mujeres le prometen obediencia, pagar la deuda y no acudir a la policía ni delatarle. El vínculo ritual es, por tanto, un elemento de suma importancia en este tipo de delincuencia con origen en el continente africano.

 

CATEGORÍAS
Comparte