Alfred Hitchcock abusó sexualmente de Tippi Hedren

Alfred Hitchcock abusó sexualmente de Tippi Hedren

 

hedrenhitchPoco a poco se van desmontando los mitos creados en torno a directores, creadores y otros, ligados a la cultura y al cine y que, por sus trabajos, han sido vanagloriados por la historia. Si hace unos meses se conocía que la actriz Maria Schneider había sido violada en la famosa escena de «Último tango en París», ahora ha sido la actriz Tippi Hedren la que ha reconocido, en sus memorias, que Alfred Hitchcock abusó sexualmente de ella y la acosó sin descanso.

El diario New York Post ha tenido acceso a estas memorias, que se publicarán en unos días, y en las que la actriz confiesa que el director se fijó en ella tras verla en un anuncio publicitario. Hedren tenía 31 años y una niña de 5; acababa de mudarse a Los Ángeles, desde Nueva York, y estaba divorciada. De pronto se encontró con un contrato de cinco años para rodar y formarse con Hitchcock, así como el papel protagonista en la película «Los pájaros».

Durante los seis meses de rodaje, Hedren relata una auténtica tortura; la obsesión enfermiza del director con ella llegó a tales extremos que prohibió al resto del set hablar con ella «y tocarla» (literalmente cuenta ella), especialmente a el también actor del film Rod Taylor.

«Sexual y perverso»

tippi-hedrenEl acoso contra Hedren se intensificó con intentos de besarla que ella rechazaba o asaltos en su camerino o coche. La situación era tal que otras compañeras de rodaje, como la actriz Suzanne Pleshette le dijo a Hedren: «Qué triste es todo esto…Te prometo que los rodajes no son así».

Y es que cuanto más rechazaba Hedren al director, más terror intentaba infundir en ella; así, cuenta que la famosa escena de los pájaros iba a ser, según él le confirmó, con aves de mentira, pero que finalmente usó pájaros auténticos. El miedo de la actriz, en el film, era real.

«Ni siquiera el mejor entrenador del mundo podría controlar cada movimiento que hace un animal, especialmente cuando está bajo estrés», escribe. «Fue brutal, feo e implacable.» La tortura se prolongó durante cinco días antes de que un pájaro le picoteara demasiado cerca de su ojo; Hedren se «quebró». Comenzó a tener pesadillas, ataques de ansiedad y agotamiento. Un doctor le recomendó una semana de reposo pero Hitchcock se negó. «¿Pero qué es lo que quiere? ¿Matarla?», le espetó el médico.

Pocos meses después, rodando Marnie la ladrona, los ataques se intensificaron aún más. El director situó una puerta secreta que conectaba su oficina con el vestidor de la actriz, e incluso encargó al departamento de maquillaje una máscara con la cara de Hedren para su uso personal. La actriz denuncia cómo se colaba y abusaba de ella. No le contó nada a nadie porque «el abuso sexual y el acoso ni siquiera existían como términos a principios de los 60», además, «¿Cuál de los dos era más valioso en el estudio, él o yo? ¿A quién hubieran creído?.

 

CATEGORÍAS
Comparte