El estreno del tráiler de la segunda parte de 50 Sombras de Grey y lo que vendrá detrás (desde el feminismo)

Un fotograma del trailer

Un fotograma del trailer

Esta semana la segunda parte de 50 Sombras de Grey, pendiente de estrenarse en los próximos meses, nos traía una noticia sorprendente: en Madrid se formaban colas en los cines de Callao de chicas que iban a ver el estreno…del tráiler.

No debería sorprender a nadie, dado la cantidad de personas (mujeres, chicas) que han leído los libros y el éxito de taquilla que supuso la primera película. El estreno es previsible, sin embargo que venga acompañado de un nuevo aluvión de artículos de crítica a lo que se considera, desde el feminismo, propaganda mainstream del amor romántico más sutil y peligroso.

Los libros que componen la trilogía de 50 Sombras de Grey causaron sensación entre el público femenino por ser una combinación de historia de amor clásica con práctica de sexo BDSM, que hasta el momento no era un mix fácil de encontrar, mucho menos tratándose de sexo “escrito para mujeres”. Sin embargo, no todo era como parecía, como señalaba Beatriz Gimeno cuando criticaba que el “porno para mamás” (así se anunciaba en algunas librerías) que mostraba la novela “enseña a las mujeres que pueden jugar tranquilamente con la dominación siempre que, naturalmente, sean ellas las dominadas”.

50 Sombras de Grey se une, por tanto, a esos best-sellers, posteriormente llevados al cine, que vienen acompañados de un abrumador número de lectoras y espectadoras de todas las edades…Y acompañado también de polémicas y críticas al tipo de relación de pareja que reflejan: una relación desigual en la que la protagonista renuncia a todo por “él” (y en el caso de otra trilogía, la de “Crepúsculo”, incluso a su integridad física), por complacerle, por “amor”.

Así que, feministas del mundo, vayan preparando municiones (y artículos) porque la segunda parte de 50 Sombras de Grey se estrena en febrero, y habrá que estar preparadas.

 

 

CATEGORÍAS
Comparte