Aprobada la reforma de la ley que permite el aborto en Chile en tres supuestos

 

Protesta en favor del derecho al aborto

Protesta en favor del derecho al aborto

La reforma para despenalizar el aborto en Chile celebra una pequeña victoria tras la aprobación, esta semana, de un proyecto de ley enviado por Michelle Bachelet, presidenta del país, y considerar tres causas para el aborto (riesgo de la vida de la madre, inviabilidad fetal y violación).

Y es que, hasta hoy, el aborto en Chile estaba prohibido en todas sus causas, incluso cuando corre peligro la vida de la madre. Los datos no son exactos, dada la ilegalidad del aborto: según Naciones Unidas, se producen al año unos 65.000 abortos ilegales en el país; la cifra aumenta a más de 100.000 según la Universidad Diego Portales de Chile.

Bachelet prometió esta reforma ya en 2015 y ha sido ahora cuando, con tres votos a favor y dos en contra, se ha aprobado por la Comisión de Salud del Senado; pasa ahora a la comisión de Constitución y finalmente la sala del Senado la revisará.

La realidad dramática de países donde el derecho al aborto está penado por ley, como es el caso de Chile, trae consigo que alrededor de 250 mujeres se encuentren en prisión por abortar o ayudar a abortar, que se registren unas 500 muertes al año por deformaciones fetales o que este verano se desatara la polémica ante una niña de 11 años, embarazada tras los abusos de su padrastro, y a la que no dejaron abortar.

El legado de Pinochet

El aborto no estuvo siempre prohibido en Chile; de hecho, entre 1931 y 1989 el aborto terapéutico estaba permitido legalmente y fue entonces, poco antes del fin del régimen militar del dictador Augusto Pinochet cuando se prohibió en todas las circunstancias, tal y como se ha mantenido hasta ahora.

Las defensoras de los derechos de las mujeres y organizaciones feministas celebran esta primera reforma para descriminalizar el aborto.

 

 

CATEGORÍAS
Comparte