Tres millones de niñas son sometidas a mutilación genital femenina cada año

mgfTras la prohibición de la mutilación genital femenina en los 50 estados miembros de la Unión Africana, la ONG Plan International recuerda que tres millones de niñas son sometidas a mutilación genital femenina (MGF) cada año, una práctica tradicional común en 29 países de África y Oriente Medio que viola los derechos fundamentales de mujeres y niñas.

La organización urge a todos los gobiernos a ratificar un acuerdo firme y a largo plazo para erradicar esta práctica, de la que han sido víctimas 200 millones de niñas y mujeres en todo el mundo pese a estar prohibida por ley o decreto constitucional en la mayoría de los países con mayor prevalencia.

“Eliminar la mutilación genital femenina en la próxima década debe ser una prioridad para la agenda internacional».

La directora general de Plan Internacional en España, Concha López, defiende que “eliminar la mutilación genital femenina en la próxima década debe ser una prioridad para la agenda internacional. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible contienen un objetivo específico para pedir el fin de esta práctica en 2030. Para ello, es muy importante contar con la legislación necesaria y trabajar con las comunidades sobre los riesgos y consecuencias de esta práctica”.

La legislación y los esfuerzos políticos son importantes pero muchas veces insuficientes para acabar con la mutilación genital. Es necesario un esfuerzo mucho mayor, implicando a las comunidades que la practican, para que las propias víctimas y sus familias sean agentes de cambio de normas sociales y culturales muy arraigadas.

Es importante involucrar a representantes de todos los grupos sociales y trabajar con hombres, mujeres, jóvenes, mayores, líderes religiosos, profesores y estudiantes para que la información se difunda en todos los grupos sociales de la comunidad.

En áreas de Etiopía donde intervienen ONG’s y se educa para frenar esta práctica, el 92% de las niñas recién nacidas no han sido mutiladas.

Relacionado:

En Tribuna Feminista entrevistamos a Asha Ismail, fundadora de Save a Girl Save a Generation, y que sufrió MGF: “La mutilación genital femenina no es una cuestión religiosa, es machismo puro y duro”.

 

CATEGORÍAS
Comparte