Más de la mitad de mujeres británicas ha sufrido acoso sexual en el trabajo

acoso_sexual_trabajoMás de la mitad (52%) de las mujeres en Reino Unido, y casi dos tercios (63%) de las mujeres de 18-24 años de edad, reconocen haber sufrido acoso sexual en el trabajo, según publica una investigación de la confederación sindical TUC en colaboración con el proyecto El sexismo en el día a día.
Se trata del estudio es más grande de su tipo para toda una generación y es también uno de los más extensos trabajos de investigación sobre el acoso sexual en el trabajo en Europa.

Se ha llevado a cabo por YouGov y se basa en la opinión de las mujeres que trabajan o que han estado trabajando en algún momento. Entre lo que revela el estudio:

-Casi una de cada tres (32%) de las mujeres han sido objeto de chistes no deseados, de naturaleza sexual, en el trabajo
-Más de una de cada cuatro (28%) de las mujeres han sido objeto de comentarios de naturaleza sexual acerca de su cuerpo o su ropa en el trabajo.
-Casi una cuarta parte (23%) de las mujeres han experimentado tocamientos no deseados (manos en sus rodillas o culos, por ejemplo), en el lugar de trabajo.
-Una quinta parte (20%) de las mujeres han experimentado sugerencias verbales de tipo sexual no deseado en el trabajo-
-Alrededor de una de cada ocho (12%) mujeres han experimentado contactos sexuales no deseados o intentos de besos sin permiso en el trabajo.

El acoso sexual en el trabajo puede tomar muchas formas, desde las comentarios sugerentes, chistes sobre la vida sexual de las mujeres, compartir pornografía, tocar de forma inapropiada, abrazar o besar, o demandar favores sexuales.

No denuncian por miedo a represalias y no ser creídas

En la gran mayoría de los casos (88%), el autor del acoso sexual es masculino, y casi una de cada cinco (17%) mujeres informó de que se trataba de su supervisor, o alguien con autoridad directa sobre ellas.
La encuesta también revela que cuatro de cada cinco (79%) mujeres que dijeron haber experimentado acoso sexual en el trabajo, no le dijo a su jefe acerca de lo que estaba pasando. Los motivos que esgrimen van desde la idea de que contarlo tendría un impacto negativo en sus relaciones en el trabajo (28%) o en sus perspectivas de carrera (15%), a sentirse avergonzadas para hablar de ello (20%) o sentir que nadie las creería o las tomaría en serio (24%).

El estudio también es el primero en incluir la opinión de las mujeres que se identifican como negras, de grupos minoritarios y otros orígenes étnicos (BME). Más de la mitad (52%) dijeron que han sufrido acoso sexual en el lugar de trabajo.
El secretario general de TUC, Frances O’Grady, dijo: «¿Cuántas veces aún hoy escuchamos que el acoso sexual en el lugar de trabajo es sólo una ‘bromas’? Tiene que quedar claro que el acoso sexual socava, humilla y afecta enormemente a la salud mental de las víctimas. A menudo sienten vergüenza y miedo. Este tipo de comportamientos no tienen cabida en los lugares de trabajo moderno, o en la sociedad en general. Los empleadores deben tener claro que su actitud debe ser de cero tolerancia al acoso sexual y tratar cualquier queja en serio. Es un escándalo que tan pocas mujeres sientan que sus jefes están tratando con el problema adecuadamente».
«Cualquier persona preocupada por el comportamiento inapropiado en el trabajo debe unirse a un sindicato para asegurarse de que están protegidos y respetados en el trabajo.»
Laura Bates, fundador del proyecto Todos los días sexismo, dijo: «A muchas personas les gustaría pensar que el acoso sexual en el trabajo es una cosa del pasado. En realidad, está vivo y bien, y que tiene un gran impacto en decenas de miles de vida de las mujeres.
«Estos resultados revelan la magnitud del problema vergüenza y la realidad de los avances no deseados, tocar, y los comentarios inapropiados mujeres se encuentran confrontados con tiempo simplemente tratando de hacer su trabajo.
«Este es un comportamiento vergonzoso que no tiene lugar en el año 2016 y los empleadores deben tomar medidas urgentes para abordar el problema.»

 

CATEGORÍAS
Comparte