El youtuber Jeremías Pérez (Álvaro Reyes), que difunde prácticas machistas, considera dañado su honor

Un machista que tenga un canal en Youtube y enseñe el acoso como forma de ligar con las chicas, al parecer, también puede ver dañado su honor. Jeremías Pérez (se hace llamar “Álvaro Reyes”) así lo considera, y pide 30.000 euros a Zarina Kulaeva, la joven que lanzó una campaña en Change.org para pedir la retirada de su canal de Youtube.

La campaña en Change.org cuenta ya con más de 97.000 firmas, después de que, tras la denuncia, se hayan generalizado los mensajes de rechazo al Youtuber y de apoyo a la joven que lidera la campaña. Jeremías argumenta “daños y perjuicios, que incluye el daño moral” aunque lo que parece haber realmente es una sustanciosa pérdida de ingresos por la cancelación de muchos de sus “cursos” donde enseñaba “a ligar”, con sugerencias como estas:

-“Si actúas como una puta, te tratarán como una puta. Luego no te quejes”.

-“Las chicas te dicen que “NO” para sentirse cómodas y poco fáciles. Eres tu quien tienes que tomar la responsabilidad de la escalada”.

-“No, para” mientras la beso. “No, para” mientras entra a casa. “No, para” mientras le quito la ropa. “No, para” mientras follamos”.

-“Muchas mujeres no saben ni lo que quieren. Es tu trabajo mostrárselo”.

Jeremías pide la retirada de artículos publicados al respecto en El Mundo y El País, y exige 30.000 euros por daños morales y las costas del juicio a cargo de la demandada. Las “píldoras” que comparte en sus redes y estos consejos machistas, al parecer, no atentan contra la moral ni la libertad de nadie.

Según ha podido saber Tribuna Feminista, uno de los países donde Pérez ha tenido el mayor número de cancelaciones de sus “cursos” ha sido en México; además, el youtuber exige que no se dañe su imagen tras los múltiples comentarios en las redes que le acusaban de machista.

CATEGORÍAS
Comparte