Sojourner Truth: “¿No soy yo una mujer?”

Sojourner_truth_c1870Sojourner Truth (Swartekill, Nueva York, 1797 – Battle Creek, Míchigan, 26 de noviembre de 1883) fue una abolicionista y activista por los derechos de la mujer. Truth nació bajo esclavitud, pero escapó con su hija en 1826. Después de recurrir los tribunales para recuperar a su hijo, se convirtió en la primera mujer en ganar un juicio contra un hombre blanco.

El nombre de nacimiento de Sojourner era Isabella (“Bell”) Baumfree. Cambió su nombre a Sojourner Truth en 1843. Es ampliamente conocida por su discurso “Ain’t I a Woman?” (“¿No soy yo una mujer?”), que fue pronunciado en 1851 en la “Convención de los derechos de la mujer de Ohio”, en Akron, Ohio.

Este fue el primer discurso que se centraba en los dos problemas que afrontaban las mujeres negras: ser mujeres y la problemática derivada de la raza. Truth cuestiona que la identidad de género sea homogénea y resulta fundamental para reconocer las experiencias de las mujeres negras.

Bueno hijos, cuando hay mucho alboroto es porque algo está pasando.
Creo que tanto los negros del Sur como las mujeres del Norte están todos hablando de derechos y a los hombres blancos no les queda más que ceder muy pronto.
Pero, ¿De qué se trata de lo estamos hablando aquí?
Los caballeros dicen que las mujeres necesitan ayuda para subir a las carretas y para pasar sobre los huecos en la calle y que deben tener el mejor puesto en todas partes.
Pero a mi nadie nunca me ha ayudado a subir a las carretas o a saltar charcos de lodo o me ha dado el mejor puesto! y ¿Acaso no soy una mujer? ¡Mírenme! ¡Miren mis brazos! ¡He arado y sembrado, y trabajado en los establos y ningún hombre lo hizo nunca mejor que yo! Y ¿Acaso no soy una mujer? Puedo trabajar y comer tanto como un hombre si es que consigo alimento-y puedo aguantar el latigazo también! Y ¿Acaso no soy una mujer? Parí trece hijos y vi como todos fueron vendidos como esclavos, cuando lloré junto a las penas de mi madre nadie, excepto Jesús Cristo, me escuchó y ¿Acaso no soy una mujer?
Entonces se preguntan ¿Qué es lo que tiene en la cabeza? ¿Qué significa esto? (Un miembro de la audiencia sugiere “Intelecto”) -¡Exacto! ¿Qué tiene a que ver todo esto con los derechos de las mujeres y de los negros?
Si mi cántaro solamente puede contener una pinta y el de ustedes un cuarto, no sería muy egoísta de parte de ustedes no dejarme tener mi pequeña mitad llena? Entonces el pequeño hombre vestido de negro dice que las mujeres no pueden tener tantos derechos como los hombres, porque Cristo no era una mujer. ¿De dónde vino Cristo? ¿De dónde vino Cristo? ¡De Dios y de una mujer! ¡El hombre no tuvo nada que ver con Él!
Gracias por haberme escuchado, ahora la vieja Sojourner no tiene más nada que añadir.

 

CATEGORÍAS
Comparte