Rosa Cobo recoge el sentir de las feministas en su carta a la Defensora del lector de EL PAIS

Durante estos días, las redes sociales se han inundado de quejas y malestar contra la decisión editorial de El PAÍS de traducir y publicar un ariculo de marcado sesgo antifeminista.

 

 

 


La CARTA A LA DEFENSORA DEL LECTOR de Rosa Cobo

Le escribo en relación al artículo publicado ayer en su periódico por Cathy Young con el título Las feministas tratan mal a los hombres. En un país en el que se asesinan cada año a decenas de mujeres, en el que se viola a una mujer cada ocho horas, en el que el 15% de las mujeres que trabajan en el mercado laboral son acosadas sexualmente por sus superiores jerárquicos, en el que dos de cada ocho mujeres padecen violencia masculina, en el que la presencia de mujeres en los espacios de poder es casi testimonial… ese artículo no solo es incomprensible sino que dice mucho del proceso de desconexión de EL PAÍS con los movimientos sociales progresistas.

No puede entenderse la reciente historia de España sin el protagonismo del movimiento feminista. ¿Cómo sería hoy la sociedad española sin el feminismo? ¿Cómo sería la vida de las mujeres sin las luchas del movimiento feminista? ¿Podríamos votar? ¿Podríamos abortar? ¿Quién hubiese llevado a la opinión pública la violencia de género? El feminismo, como tradición intelectual y como movimiento social, ha ensanchado la democracia y ha civilizado aquellas sociedades en las que este movimiento ha tenido presencia.

El artículo publicado en su periódico ayer se inscribe en el marco de los pensamientos reactivos, que son aquellos que defienden los derechos de los sectores sociales que están en una posición de hegemonía y culpa a quienes están en una posición de subalternidad. Nada nuevo: hace mucho tiempo que muchas no sentimos EL PAÍS como nuestro periódico.

Rosa Cobo Bedia

CATEGORÍAS
Comparte