Informe revela que se niega acceso al aborto incluso en países donde es legal

International Campaign for Women’s Right to Safe Abortion es una plataforma internacional que agrupa organizaciones, grupos y personas individuales de unos 100 países para apoyar el derecho de las mujeres a abortar, centrándose en la salud pública y los derechos humanos.

En un reciente reportaje publicado, analizan las consecuencias físicas, mentales y socioeconómicas de negar el aborto a las mujeres que lo requieran, incluso en países donde el aborto es legal.

Reportaje: La negación del aborto en el ámbito jurídico

Factores como la pobreza, el estigma social, la falta de conocimiento acerca de la situación legal del aborto, y la distancia geográfica de un proveedor puede impedir que las mujeres tengan acceso a servicios de aborto seguro, incluso donde el aborto es legal. Los datos sobre las consecuencias de negar el aborto son, sin embargo, escasos. En este artículo se presentan los datos de estudios realizados entre las mujeres que buscan servicios de aborto legal en Colombia, Nepal, Sudáfrica y Túnez para evaluar las características sociodemográficas de las solicitantes de aborto legal, así como la frecuencia y las razones para que a las mujeres se les niegue la atención para el aborto.

La proporción de mujeres a las que se les negó los servicios de aborto y las razones por las que se les negó variaban ampliamente según el país. En Colombia, el 2% de las mujeres encuestadas no pudieron abortar; en Sudáfrica, el 45% de las mujeres no recibió atención para abortar el día que lo necesitaron. Tanto en Túnez y Nepal, al 26% de las mujeres se les negó el derecho al aborto.

Denegar los servicios de aborto legal puede tener graves consecuencias para la salud y el bienestar de las mujeres. Se necesitan aún evidencias adicionales sobre los factores de riesgo que se presentan más tarde durante el embarazo, riesgos de abortos ilegales e inseguros, y las consecuencias para la salud del aborto ilegal y el parto después de un embarazo no deseado. Dichos datos deberán prestar asistencia al desarrollo de programas y políticas destinadas a aumentar el acceso y la utilización de los servicios de aborto seguro donde el aborto es legal, y los modelos de reducción de daños para las mujeres que no pueden acceder a servicios de aborto legal.

El estatus legal del aborto inducido ha sido visto como una vía que facilita el acceso al aborto seguro. Sin embargo, la noción de que la legalidad es igual a la seguridad es simplista; algunos abortos ilegales son seguros e incluso donde el aborto es legal, muchas mujeres no pueden acceder a estos servicios. Como el misoprostol – abortivo que las mujeres pueden utilizar para concluir sin peligro sus propios embarazos – se vuelve más ampliamente disponibles, las mujeres pueden ser capaces de acceder a un aborto seguro fuera del sistema. Mientras que la evidencia es limitada, es probable que los factores como la pobreza, el estigma, la distancia geográfica de un proveedor y la falta de conocimiento acerca de la situación legal del aborto por parte de las mujeres y los proveedores potenciales, impide que muchas mujeres acceder a los servicios de aborto seguro, incluso donde el aborto es legal.

abortarLa disponibilidad de nuevos datos de cuatro países arroja luz sobre el alcance de la negación del aborto en el ámbito jurídico y prepara el escenario para el estudio de las consecuencias sanitarias y socioeconómicas de no recibir un aborto deseado.

Las restricciones legales sobre el aborto son a menudo la causa de la negación del aborto. En Nepal, la ley permite el aborto a petición hasta una edad gestacional de 12 semanas. En Sudáfrica, la ley permite la interrupción legal del embarazo a petición hasta las 12 semanas de gestación, y por razones socioeconómicas o de medicina de 13 a 20 semanas. En Túnez, el aborto es legal bajo petición durante las primeras 12 semanas de embarazo. En Colombia, el aborto está permitido por la ley cuando el embarazo pone en peligro la vida o la salud de la mujer, el embarazo es producto de violación o incesto, o si el feto tiene una anomalía en peligro la vida. Si bien no hay límite gestacional legal en Colombia, quien lo realiza ampliamente pone un límite de 15 semanas.

Los resultados del estudio

Hemos entrevistado a todas las mujeres que solicitan un aborto en dos clínicas en cada una de las cuatro ciudades: Katmandu, Nepal; Ciudad del Cabo, Sudáfrica; Túnez, Túnez; y Bogotá, Colombia en un lapso de 1-6 semanas entre 2012 y 2013. Se administró cuestionarios y documentado la edad gestacional de cada participante en el momento de la visita, si ella recibió el aborto que estaba buscando, y, en el caso de denegación de servicios, la razón de la negación.

Las mujeres que buscan un aborto tenían edades comprendidas entre una media de 26,4 años en Colombia a 30,6 años en Túnez. La edad gestacional media fue de 6,1 semanas en Colombia a 9,9 semanas en Sudáfrica, y la proporción de mujeres que se presentan para los abortos después de 12 semanas de gestación varió de 2% en Colombia y el 20% en Sudáfrica.

La incidencia de rechazo aborto fue en general mucho más alto de lo que esperábamos y variado considerablemente según el país.

En Sudáfrica:

-el 45% de las mujeres de nuestro estudio no les practicaron los abortos que buscaban en la clínica:

-20% de todas las mujeres entrevistadas fueron rechazadas la edad gestacional avanzada,

-20% debido a la clínica no tenía el personal para llevar a cabo abortos ese día, y

-5% debido a la incapacidad para pagar sus abortos.

En Túnez y Nepal, aproximadamente una cuarta parte de las mujeres a las que se les negó el aborto, querían llevarlo a cabo.

En Túnez:

-el 26% no recibieron los abortos que buscaban;

-7% de las mujeres fueron rechazados por razones de edad gestacional,

-15% de mujeres fueron sometidas a unas pruebas de laboratorio en la clínica que no son requeridas por la ley antes de practicar un aborto, y

-4% fueron también obligadas en la clínica a realizar una ecografía antes del procedimiento o fueron referidas a otros proveedores.

En Nepal:

-al 26% de las mujeres no les practicaron los abortos que buscaban:

-14% fueron rechazadas por razones de edad gestacional y

-12% fueron rechazadas por otras razones como la falta de disponibilidad de medicamentos de aborto en la clínica, el embarazo no detectable, y contraindicaciones médicas.

En Colombia:

-al 2% de las mujeres encuestadas no les practicaron los abortos que buscaban debido a las restricciones de edad gestacional.

Los hallazgos de que en Nepal, Sudáfrica y Túnez una gran proporción de las mujeres que quieren abortar son rechazadas, son similares a los resultados de un estudio reciente entre las mujeres que buscan servicios de regulación menstrual en Bangladesh, donde una cuarta parte de las mujeres que buscan servicios de regulación menstrual en 2010 fueron rechazados. El estudio encontró que los establecimientos de salud les niegan servicios a las mujeres, porque había transcurrido demasiado tiempo desde el último período menstrual o para otros problemas médicos. Sin embargo, en consonancia con nuestros hallazgos en Túnez donde las clínicas requieren pruebas innecesarias, las instalaciones también informaron de convertir a las mujeres de distancia por razones que no fueron legalmente requeridos o médicamente necesarios, tales como el no estar casado o no tener el consentimiento del marido.

Abortos ilegales

¿Qué pasa con las mujeres que se les niega los servicios de aborto que buscan? Los investigadores han planteado la hipótesis de que, en algunos lugares, las mujeres que se les niega abortos debido a los límites de edad gestacional pueden pasar a buscar abortos ilegales en cualquier lugar. En cada uno de los países algunas mujeres recibieron remisiones a otros proveedores legales. Sin embargo se desconoce si las mujeres eran capaces de seguir esas referencias y recibir un aborto legal, si buscaban abortos ilegales, o si continuaban con sus embarazos.

La evidencia sugiere que con un mayor acceso al misoprostol, las mujeres que buscan abortos fuera de los sistemas legales pueden tener una alternativa más segura a los métodos invasivos y potencialmente peligrosos de abortar ilegalmente. El acercamiento a la medicación del misoprostol, aprender sobre su aplicación, funcionamiento y cuándo y dónde buscarlo es una de las tareas a llevar a cabo.

Conclusiones

Negar los servicios de aborto legal puede tener graves consecuencias para la salud y el bienestar de las mujeres y sus familias. Esto lo evidencia el Estudio Turnaway que en EEUU analizó ampliamente el acceso de las mujeres al aborto legal y las consecuencias físicas y mentales si les denegaban el acceso a este derecho. Su negación afectaba también a su bienestar socioeconómico en comparación con aquellas mujeres que recibían abortos seguros.

Se necesitan evidencias adicionales sobre los factores de riesgo quienes buscan abortar en un estado avanzado del embarazo, predictores de quienes buscan un aborto inseguro o ilegal, y las consecuencias para la salud del aborto ilegal y de parto después de un embarazo no deseado.

Actualmente estamos realizando entrevistas en profundidad entre las mujeres en Bangladesh, Colombia, Nepal, Sudáfrica y Túnez a las que se les negaron abortos, para documentar quién tiene acceso al aborto legal y quién busca el aborto ilegal. El estudio, en última instancia, tiene como objetivo medir de forma prospectiva las consecuencias para la salud de aborto legal, el aborto ilegal y el parto. Estos datos proporcionarán pruebas valiosas para el desarrollo de programas y políticas para mejorar el acceso y la utilización de los servicios de aborto seguro donde el aborto es legal, y los modelos de reducción de daños para las mujeres que no pueden acceder a servicios de aborto legal.

CATEGORÍAS
Comparte