El presidente turco Erdogan afirma que las mujeres sólo están completas si tienen hijos

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se ha lucido siempre por defender un discurso sexista y misógino que no deja de lanzar “perlas”. El más reciente, durante un discurso el pasado domingo donde ha afirmado que “las mujeres están incompletas si no tienen hijos” y que así «niegan su feminidad». Resulta sorprendente el contexto donde el presidente pronunciaba estas palabras, ya que lo hacía dentro de la apertura de un nuevo edificio para la Asociación Mujeres y Democracia de Turquía (KADEM).

También ha reiterado la importancia de la familia para construir “una nación fuerte” y se ha atrevido a recomendar a las mujeres turcas que tengan “al menos tres hijos”. Erdogan parte de un discurso aparentemente progresista que insta a las mujeres a trabajar y formarse, pero lo culmina con afirmaciones de que el trabajo que relegue las obligaciones familiares de las mujeres hace que la vida de estas sea “incompleta y deficiente”.

Pancartas feministas en Gezi Park

Pancartas feministas en Gezi Park

Varios colectivos de feministas llenaron las calles de Estambul en una marcha bajo el lema “Cállate Erdogan, hablan las mujeres” para protestar contra la misoginia del presidente. Entre los reclamos le achacan no hacer nada por mejorar la situación de las mujeres (que denuncian sufrir serios abusos en los entornos laborales) o querer prohibir el aborto.

Otras lindezas del dirigente han pasado, en ocasiones anteriores, por criminalizar el uso de métodos anticonceptivos, “ninguna familia musulmana puede pensar en esto”, reafirmarse en que el sentido vital de las mujeres “es la maternidad” o asegurar que la igualdad de género es “antinatural”.

CATEGORÍAS
Comparte