Paula Rodríguez: “Tengo tres trabajos y no lo va a cambiar el oro europeo en katas”

Tribuna Feminista, en colaboración con Campeonísimas, la web del deporte femenino.
Paula Rodríguez muestra su oro europeo femenino por equipos en katas. Foto: RFEK

Paula Rodríguez muestra su oro europeo femenino por equipos en katas. Foto: RFEK

Paula Rodríguez ha ganado, junto a Margarita Morata y Gema Morales, el oro femenino por equipos en katas en el reciente Europeo de Kárate en Montepellier (Francia). Era la primera competición de las tres juntas y Paula, la única que se mantenía del bronce de 2015. A sus 30 años, esta natural de Lugo que llegó a Madrid con seis por el traslado militar de su padre, también luce en su palmarés otro oro por equipos, en 2004; y, en categoría individual, el oro europeo y el bronce mundial de 2003.

¿Teníais confianza en ganar el oro, a pesar de que era vuestro primer campeonato juntas?

Al principio teníamos algunas dudas porque no hemos tenido mucho tiempo para entrenar, pero desde el primer momento nos hemos conjuntado muy bien. Estábamos seguras del trabajo bien hecho y así es más fácil que los resultados lleguen.

¿Cuántos tiempo habéis entrenado Margarita, Gema y tú como equipo?

Un par de meses como mucho. Cambiar un equipo no es fácil. Primero se elige a las mejores individualmente y luego se prueba que se compenetren bien juntas.

“Con nueve años pasé de sevillanas a kárate”

¿Lo más difícil es la coordinación?

Lo más difícil es hacer un kata con fuerza y velocidad, sobre todo para las chicas.

¿Por qué?

Porque si restas velocidad y fuerza es más fácil coordinarse. Nosotros hemos trabajado para conseguir fuerza, velocidad y coordinación y parece que ha funcionado.

¿Se puede innovar en una disciplina como los katas?

Es cierto que en katas los movimientos están predeterminados, pero se puede innovar haciendo katas distintos, que no estén muy vistos, o mejorando el ritmo. Es de lo que te hablaba antes: buscar más ese puntito físico.

¿Por qué no se ha intentado hasta ahora?

Bueno, es una forma de hacer kárate más parecida a Japón. Es una corriente que se está extendiendo. Es difícil para el resto porque los japoneses llevan haciéndolo toda la vida y les sale innato y natural. Con su forma de practicar kárate se añade más dificultad al kata.

Sigue leyendo en la web de Campeonísimas.

CATEGORÍAS
Comparte