Las mujeres no quieren a Donald Trump

Donal-tramp-machismo

La referencia negativa al aspecto físico de la esposa de Ted Cruz no ha sido el único ataque y descalificación a la mujeres de Donald Trump. Heidi Cruz, Magyn Kelly, Rossie O’ Donell y Carly Fiorina se suman a la lista de mujeres agredidas públicamente por el magnate.

Según los sondeos, cada vez que Trump ataca públicamente a una mujer su popularidad se desploma y  el electorado femenino aumenta su rechazo al candidato republicano.

La última encuesta publicada esta semana por la cadena de noticias CNN muestra que un 74% de las mujeres de los Estados Unidos tienen una visión desfavorable del magnate. 

Otras encuestas, de la cadena NBC y el periódico The Wall Street Journal se han centrado en analizar el voto de las mujeres republicanas y los datos son para de Donald Trump demoledores: un 47% de las mujeres votantes republicanas han manifestado durante el proceso de primarias que  “no podían imaginarse a sí mismas votando por Donald Trump”.

Aunque tradicionalmente las mujeres estadounidenses suelen inclinarse más por candidatos demócratas que por republicanos la situación se ve agravada para los republicanos con Donald Trump  como candidato.

La mismas encuestan muestran que en un hipotético enfrentamiento con Clinton la mayoría de las mujeres se inclinarían por  Hillary (58%). Sólo el 31% de las mujeres votarían a Trump. Esto supone uan diferencia de un 27% de ventaja para la exsecretaria de Estado.

Donald Trump ha hecho explícitos comentarios misóginos contra  las mujeres como aquel  “cerdas gordas, perras y animales desagradables”  expresiones que como indicó posteriormente iban dirigidas a Rosie O’Donnell, conocida actriz y presentadora de un talk show. También llegó a amenazar en una entrevista a una presentadora que le reprocho sus expresiones machistas y a quien espeto en un programa en directo que “Los comentarios que yo hago son divertidos, lo pasamos bien, si no te gustan lo siento, he sido amable contigo, pero podría no serlo por la manera en que me estás tratando”

Ahora además, se ha lanzado a un ataque contra la Planificación Familiar y los  sanitarios que hacen prestaciones sobre interrupción voluntario de embarazo. Donald Trump en la noche del jueves se comprometió a cortar la financiación federal para la Planificación de la Familia, y se ha visto obligado a corregir sus pronunciamientos sobre el aborto y el apoyo federal a la planificación familiar.

Con estos escenarios, parece que la vulgaridad machista de Donald Trump costará muchos votos a los republicanos, en unas elecciones en que las políticas por la igualdad de sexos y contra el sexismo está en primer plano.

y Hillary Clinton responde con video un twuitter «No podemos dejar que él sea presidente»

 

CATEGORÍAS
Comparte
TEMAS RECIENTES
TEMAS ANTERIORES