David Delfín pasa de la capucha-burka y las sogas al cuello a defender la igualdad de género

David Delfín pasa de la capucha-burka y las sogas al cuello a defender la igualdad de género

 

David Delfín saltó a las paginas de los periódicos en el 2002, con un desfile en la Pasarela Cibeles de Madrid, por presentar a las modelos con la cara tapada con capuchas a modo de burkas y con sogas de horca al cuello. El desfile generó una enorme polémica en dos planos: la  vertiente relacionada con una propuesta calificada de sexista y con el rechazo añadido de que fue presentada en plena guerra en Afganistán contra el régimen de los talibán. 

Ahora, Delfín hace un cambio de registro presentando a las modelos en un fashion film que ha preparado para promocionar su colección, usando lo que ha denominado la moda «para ser libres». El vídeo de promoción presenta a mujeres utilizando el estilo genderless o género neutro, o unisex y lo hacer «para ser libres en lugares del mundo, en los que una mujer no puede montar en moto. En lugares del mundo, en los que una mujer no puede usar pantalones o no puede salir a la calle sin permiso» .

El fashion film recuerda que en más de 120 países, incluido Europa, las mujeres tienen menos derechos que los hombres. Seguramente  esta transgresión de las convenciones imperantes sea mejor recibida por las mujeres.

 

 

CATEGORÍAS
Comparte