Asociaciones denuncian que los organismos de Igualdad “están muertos”

muerta

La protesta de activistas en Barcelona contra Álvaro Reyes, que difunde prácticas machistas y de trato vejatorio hacia las mujeres, ha encontrado apoyo unánime por parte de las organizaciones de mujeres.

La Federación de Mujeres Progresistas ha iniciado ya el proceso de «ver las vías legales posibles para cerrar el canal de este sujeto». Se refiere a Álvaro Reyes (seudónimo de Jeremías Pérez) un ‘youtuber’ que imparte talleres de “seducción científica” que las organizaciones feministas han tachado de apología del acoso sexual.
En declaraciones a TribunaFeminista su presidenta, Yolanda Besteiro, ha indicado que le “sorprende no sólo la actitud impune de este señor, que hace apología de la violencia de género y hace formación en machismo, sino también la gran cantidad de seguidores que tiene”.

Besteiro ha indicado que el comportamiento de Álvaro Reyes (Jeremías Pérez) es intolerable y ha manifestado su estupor por el nivel de complicidad y tolerancia social: “si en vez de hablar de machismo hiciera estos mismos vídeos con apología del racismo o el terrorismo sería un escándalo nacional”, ha manifestado.

También Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, ha mostrado su rechazo indicando que lo que Álvaro Reyes (Jeremías Pérez) hace “es apología de la desigualdad, la violencia y el menosprecio de los hombres hacia las mujeres”. Pérez del Campo ha manifestado que la actuación “no es inocente, sino que difunde la doctrina de la desigualdad. Cosifica a las mujeres como si fueran un objeto para la distracción de los hombres”. También coincidió en manifestar que si estas manifestaciones estuviesen asociadas a otro tipo de violencias “este chico, estaría encausado”.

Begoña San José, del Fórum de Política Feminista y miembro de COMPI,  recordó a TribunaFeminista que “toda la industria cultural alimenta modelos negativos de relaciones entre hombres y mujeres”.  Sexo en Nueva York o 50 sombras de Grey sirvieron a San José para ejemplificar cómo se “reproducen modelos negativos a gran escala” a través de las series de televisión.

También la Fundación Mujeres,  a través de su directora Marisa Soleto, ha manifestado lo «perjudicial que resulta difundir este tipo de contenidos como modelo para otros jóvenes». Para Soleto, no sólo este tipo de vídeos, sino «cualquier producto cultural que promueva la desigualdad, es un mal social».

María Durán, jurista experta en violencia de género, ha expresado que «no estamos ante un nuevo machismo, es el machismo que se conoce ya desde Neandertal, pero aplicado al siglo XXI». Durán, que considera que habría que analizar los vídeos en profundidad para ver si se vulnera el Artículo 519 del código penal, ve dos tipos de incumplimiento en este caso: «por un lado, a la dignidad e igualdad de mujer, atentando contra preceptos constitucionales (en concreto al Artículo 14); y por otro, en competencia desleal, ya que este chico no tiene formación ni nada, simplemente hace uso de los prejuicios machistas a cambio de dinero».

La presidenta de Enclave Feminista, Ángeles Álvarez, manifestó «la necesidad urgente de un cambio de gobierno que reactive las políticas de igualdad y acabe con la inacción, la apatía y el desprecio del PP a la agenda contra la violencia de género». Preguntada sobre si su organización tenía previsto alguna acción judicial, Álvarez indicó que «hacer que las organizaciones sociales asuman las acciones legales contra el machismo es injusto y sólo pone de manifiesto que el Estado desatiende sus responsabilidades en la lucha contra el sexismo».

Pero…al  Gobierno no se le espera

Todas las organizaciones consultadas por TribunaFeminista  han manifestado la poca esperanza en que el Instituto de la Mujer u otros organismos públicos actúen.

Para Marisa Soleto «no se trata de que actúen exclusivamente las instituciones que trabajan en materia de igualdad sino que debería encauzarse desde las vías policiales sobre delitos de odio» y ha recordado que el artículo 22 del nuevo Código Penal incluye agravantes contra los delitos de odio.

Desde la Federación de Separadas y Divorciadas han reclamado, en este sentido, la necesidad de que el Instituto de la Mujer actúe, a la vez que han mostrado su falta de fe en que lo haga: “no lo va a hacer porque está muerto, no hace nada” . También han denunciado que el Observatorio Estatal contra la Violencia de Género no se reúne desde hace más de un año.

Begoña San José ha utilizado la misma expresión para referirse al Observatorio de la Imagen de las Mujeres: “está muerto”.  Para San José, “este es un instrumento esencial para poner fin a este tipo de vídeos y campañas; es más ágil, más barato y a nivel estatal no está funcionando. Tenemos que exigir al Instituto de la Mujer que lo reactive”.

El Observatorio  de la Imagen de las Mujeres no realiza informes desde 2010, y sus últimas actuaciones son de 2010 (5 actuaciones sobre series y programas de televisión) y en 2011 (4).

En relación a las acciones gubernamentales contra este tipo de apologías, Maria Durán manifestó que «el Ministerio de Justicia ha actuado en otros casos, cuando se incita a la violencia, con vídeos como el recientemente publicado donde se enseñaba a crear armas, o vídeos neonazis. Aquí se hace apología de la discriminación y los prejuicios de género y deberían actuar tanto el Instituto de la Mujer como la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género».

Otra vertiente del problema es apuntada por la directora de la Fundación Mujeres: «En las redes sociales las conductas permitidas y prohibidas deberían estar más claras, especialmente si se hace apología de la desigualdad» y anima además a que las compañías que hay detrás de las redes sociales se planteen ser espacios «libres de opiniones que atenten contra los derechos fundamentales, en este caso de las mujeres».

CATEGORÍAS
Comparte