Agresión machista e insultos a una árbitra en un partido de Tercera División en Granada

La agresión se produjo el fin de semana pasado durante la celebración de un partido de Tercera División que enfrentaba al “C. D. Barrio de la Cruz” y el “C. D. Cijuela 2008” en Granada. Fue una de las aficionadas, cuyo hijastro jugaba ese día, quien agredió de forma violenta a la colegiada de 18 años que arbitraba el partido. Las agresiones, sin embargo, no se quedaron ahí, y la árbitra tuvo que soportar las mofas y comentarios machistas del presidente del club local, con expresiones como: “Esta tía no está capacitada para arbitrar. Bueno, las tías no están capacitadas para arbitrar”.
La agredida, que no pudo acabar el acta arbitral debido al temor de más reacciones violentas, tuvo que ser trasladada al hospital por ansiedad, magulladuras y dolores en el cuello y espalda.
El Sindicato de Árbitros ha condenado los hechos y apoyado a la colegiada, que ha interpuesto una denuncia por lo ocurrido.

sport-1137902_1920

Así narra los lamentables hechos vividos en el partido:

«Me remito a este anexo para detallar exactamente los hechos acontecidos ya que no pude finalizar correctamente el acta arbitral con todo lo sucedido, por los fuertes dolores que sufría y el miedo que aun sentía, y por los hechos posteriores al cerrar el acta del encuentro:

Tras el final de la primera parte y al dirigirme a mi vestuario, en todo momento acompañada por el delegado de campo D. ___________________________, una aficionada, pudiendo identificarla inequívocamente como aficionada del C.D. BARRIO DE LA CRUZ por sus cánticos a favor de dicho club e insultos hacia mi persona cuando alguna de mis decisiones les perjudicaba, se dirigió hacia mí en los siguientes términos: “Payasa, eres una gilipollas, pedazo de tonta”. Al mirarla para poder identificarla, ésta se dirigió hacia mí con ánimo de agredirme, teniendo que ser sujetada por los demás aficionados, pero consigo llegar a mi vestuario con la ayuda de delegados y jugadores de ambos equipos. El delegado de campo local intervino advirtiéndole a esta que o cesaba su actitud o debía de abandonar las instalaciones, a lo que hizo caso omiso.

Durante la segunda parte dirigió numerosos insultos de toda índole hacia mi persona tales como: “Eres una payasa, ¿no te da vergüenza?” y demás insultos que no logré apuntar en mi hoja de notas. Al finalizar el encuentro, y al dirigirme hacia mi vestuario, la misma aficionada se dirigió a mí en los siguientes términos, con los brazos en alto y con voz en grito haciendo aspavientos: “Cucha la gilipollas de mierda, pero me está mirando y se ríe, pues ahora te voy a matar”. Acto seguido se dirigió a mí golpeándome en el cuello, agarrándome del mismo y zarandeándome en varias ocasiones. Tuve que ser sujetada por varias personas ya que sufrí un fuerte mareo como consecuencia de esto.
Con la ayuda del delegado de campo local logro llegar a mi vestuario donde rompo a llorar fruto de la agresión y sufro una crisis de ansiedad. Pido al delegado de campo que me identifique a la agresora y llame a las fuerza del orden público teniendo que ser resguardada en todo momento en mi vestuario, ya que los insultos hacia mi persona desde el exterior no cesaban por parte del acompañante de esta señora.

El presidente del club local C.D. Barrio de la Cruz el cual antes del comienzo del partido se presentó a mí, llega a mi vestuario mientras seguía llorando diciendo: “Esta tía no está capacitada para arbitrar”. Luego se reafirma diciendo: “Bueno, las tías no están capacitadas para arbitrar”, riéndose a carcajadas. Este no colaboró en ningún momento para identificar a dicha mujer, diciendo que ésta era una vecina de los alrededores y se paseaba por allí.
Cuando llegaron las fuerzas del orden público, Policía Nacional, la agresora ya había abandonado las instalaciones por lo que el CNP no pudo identificarla. El delegado la pudo identificar como la madrastra del jugador local número 11 D. ______________________, con DNI ______________, la cual abandonó las instalaciones antes de que la Policía Nacional llegara. Llamé a comparecer a mi vestuario al jugador nº11 D. _____________________, pero tras 15 minutos de espera me comunican que ya había abandonado las instalaciones junto con la susodicha. Reitero que en todo momento conté con la ayuda y colaboración del delegado local. A su vez estuvo presente un compañero árbitro D. _______________________.
Tras cerrar el acta me dirijo al hospital para ser valorada por un fuerte dolor de cuello y espalda. Cuando me dirigía al hospital de Traumatología de Granada me encuentro al Presidente del C.D. Barrio de la Cruz en las cercanías de éste, el cual cuando me vio se dirigió hacia mí en los siguientes términos: “Vaya, vaya cuento”, riéndose con actitud chulesca y desprecio, haciendo gestos ofensivos hacia mi persona. Tras ser valorada en el hospital, recibí un parte médico con las lesiones sufridas. El diagnóstico fue: Cervicalgia, dorsalgia, policontusiones y magulladuras en el cuello. A continuación dispuse a ir a la Comisaría de Policía Nacional donde interpuse una denuncia a la susodicha, por los hechos redactados anteriormente».

 

CATEGORÍAS
Comparte