España es líder mundial en crecimiento de la desigualdad, según la OIT

UGT | viernes, 5 de diciembre de 2014

​España y Estados Unidos son los dos países de economías desarrolladas en los que más ha crecido la desigualdad, según el “Informe mundial sobre salarios 2014/15” hecho público hoy por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en que se afirma que “las variaciones de la distribución salarial y las pérdidas de empleo determinaron el 90 por ciento del incremento de la desigualdad en España y el 140 por ciento en los Estados Unidos”.

El informe constata que el crecimiento salarial mundial sufrió una desaceleración en 2013 en comparación con 2012, y aún tiene que recuperar los niveles anteriores a la crisis. Sin embargo, este dato global contiene muchos matices en función de la situación de las diversas regionales mundial, de tal forma que China determinó gran parte del porcentaje de crecimiento salarial mundial, y su exclusión reduce ese crecimiento a la mitad (del 2,0 por ciento al 1,1 por ciento en 2013). En las economías desarrolladas el salario real se estancó (0,1 por ciento en 2012 y 0,2 por ciento en 2013), y en algunos países como España, Grecia, Irlanda, Italia, Japón y Reino Unido el nivel del salario medio real en 2013 fue inferior al de 2007.

La OIT constata que entre 1999 y 2013 el crecimiento de la productividad laboral en las economías desarrolladas superó al crecimiento del salario real, y la participación salarial en la renta nacional se redujo.

Para corregir estas desigualdades crecientes la OIT apunta al establecimiento de salarios mínimos porque “las investigaciones indican que el aumento del salario mínimo y el nivel de empleo no se contrarrestan”, y a la negociación colectiva “como instrumento fundamental para resolver la desigualdad, en general, y la desigualdad salarial, en particular. El punto hasta el cual la negociación colectiva puede reducir la desigualdad salarial depende de la proporción de trabajadores amparados por los convenios colectivos y de la ubicación de los trabajadores en la distribución salarial” concluye la OIT.

CATEGORÍAS
Comparte