Obispo de Alcalá, de dignidad no tiene ná

El obispo de Alcalá de Henares (Madrid), Juan Antonio Reig Plà, ha comparado el Tren de la Libertad, la manifestación que partió en febrero por las calles de la capital de España contra la reforma de la ley del aborto de Gallardón, con los trenes de Auschwitz, el campo de concentración que los nazis instalaron en Polonia en el que fueronasesinadas más de un millón de personas, principalmente judíos de toda Europa.

«El mal llamado Tren de la Libertad», apunta el prelado de la tercera ciudad más grande de la Comunidad de Madrid (204.000 habitantes), en un comunicado difundido este jueves en la página web del obispado, «este tren, como los trenes de Auschwitz que conducían a un campo de muerte, debería llamarse, no el Tren de la Libertad sino, el tren de la muerte, del Holocausto más infame: la muerte directa y deliberada de niños inocentes no-nacidos».

El obispo, que ya vinculó en 2013 el aborto a una conjura internacional para reducir la población y con la Guerra Civil en 2012, critica duramente al presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, al que acusa de haber actuado con «deslealtad»  e «insensatez» respecto a su electorado. «El derecho al aborto», asegura, «es el derecho a matar a un inocente no-nacido, el crimen más execrable».

El obispo, de 67 años , actual presidente de la Subcomisión Episcopal de Pastoral Familiar y Defensa de la Vida,

Begoña Piñero Hevia, de 58 años, fue una de las promotoras del Tren de la Libertad. «Ya les hubiera gustado a los que viajaban en los trenes de Auschwitz que la Iglesia los hubiera defendido», asegura en declaraciones a EL PAÍS.

CATEGORÍAS
Comparte